Aumento de capital y otros beneficios de la inversión inmobiliaria industrial

, , ,

Terrenos industriales

Los terrenos industriales quizás sean la marcada tendencia de la actualidad, en cuanto a inversión hipotecaria rentable. Esto es, sobre todo, para aquellos inversionistas que desean fervientemente diversificar el portafolio de bienes raíces, lo cual es excelente, porque ya se ha mencionado la importancia de la diversificación en el mercado hipotecario.

Los estados del norte, como Nuevo León, poseen las bases de una infraestructura industrial, tal vez actualmente, la más relevante de la nación. El crecimiento exponencial es impresionante, al menos desde la última década, donde las necesidades de terrenos, sobrepasan los 300,000 metros cuadrados.

Este fenómeno en crecimiento, se debe a los cambios arancelarios del país vecino con respecto al continente asiático, dando oportunidad a la inversión extranjera directa, a postrar su mirada para México. Además, la evolución del comercio electrónico, es otro factor importante, que convierte a nuestro país, en el punto estratégico para las empresas trasnacionales.

Inversión hipotecaria rentable

En ese sentido, la necesidad de grandes espacios para la inversión hipotecaria rentable, es creciente, donde las grandes bodegas y naves industriales, son las estructuras más solicitadas, y las cuales son capaces de otorgar rendimientos inmobiliarios fundamentales, para los inversores ávidos de incrementar su capital.

Es común que las inversiones de bienes inmuebles, sea enfocado al sector comercial, residencial o de oficinas, pero el sector industrial pareciera ser la opción principal del capitalista visionario, por las grandes tasas de retorno de inversión, y debido a factores de tasa de ocupación, con arrendadores más seguros implicados en los negocios de logística, manufactura, almacenado, distribución y comercialización.

Lo importante para el inversionista, es tener en cuenta ciertos parámetros para invertir en el mercado inmobiliario industrial. Una de las cuestiones, es la ubicación geográfica estratégica del terreno o nave industrial en la que se piensa meter dinero. Lo mejor es que se elijan aquellos terrenos cercanos a grandes avenidas o ejes principales, que conecten con la zona urbana, para una mejor logística empresarial, además, garantizando mano de obra para ciudadanos que tengan la facilidad para transportarse. Asimismo, se aconseja invertir en naves industriales cercanas a áreas habitacionales o complejos residenciales; esto se resuelve parcialmente, sabiendo que las constructoras desarrollan colonias emergentes en las cercanías de las zonas industriales. Los factores de plusvalía también juegan en este aspecto, y eso se logra haciendo proyecciones de crecimiento dados por expertos en la materia. Esas proyecciones definirán y delimitarán los verdaderos alcances de un proyecto de inversión hipotecaria rentable.

El portafolio de proyectos de bienes inmuebles realmente diversificado, añade otra clase de trabajos arquitectónicos, no solo de índole residencial y comercial. Invertir en inmobiliario industrial, es una oportunidad inmejorable de aumentar el capital, siempre y cuando ese tipo de operaciones, se haga con inteligencia y sentido común, porque como todo, se pueden presentar ciertas barreras o circunstancias, y es donde aparecen las oportunidades para la creatividad del inversionista capaz.

Los inmuebles industriales con características base, deben poseer accesos controlados, para mantener una vigilancia ideal, sin que haya problemas con otros predios circundantes, sobre todo en zonas ejidales con otra clase de jurisdicción. Asimismo, las bardas perimetrales son necesarias para delimitar la propiedad, sin cruzarse con otros terrenos. Igualmente, las vialidades internas privadas, deben estar muy bien marcadas para todo tipo de transporte, ya sea para civiles o de carga pesada. Obviamente la infraestructura de agua y drenaje es fundamental.

Un buen proyecto de inversión hipotecaria industrial, implicarán detalles urbanísticos, como áreas verdes y abiertas, para el desempeño correcto de ciertas áreas, o simplemente para que sirvan como áreas recreacionales.

El control aéreo, de cámaras e inteligencia de sensores y por voz, dimensiona la funcionalidad de un complejo industrial, a otros niveles para el aprovechamiento cabal de sus estructuras; esto sin duda, atrae muchos inversionistas y arrendadores en esta clase de complejos.

Un detalle diferenciador de un terreno industrial a otro, es el potencial para instalar unidades comerciales, beneficiosos para trabajadores, clientes y civiles. Un concepto abstracto de lo que hoy conocemos como parques industriales de última generación.

Inversión inmobiliaria eco-industrial para mejorar portafolio de proyectos e incrementar capital
Beneficios económicos y ecológicos en la inversión inmobiliaria de viviendas con techos verdes
Menú